Noticias

Jubileo Extraordinario de la Misericordia

Fecha Publicación: 26 de Abril del 2016

¿QUÉ ES EL JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA?

Es un año especial de gracia y de perdón, convocado por el Papa Francisco para la  conversión de nuestros pecados y la reconciliación con Dios, con los hermanos

y con nosotros mismos. Una invitación a ser misericordiosos como el Padre.

¿QUÉ ES UNA INDULGENCIA PLENARIA?

 

Es una completa remisión de todos los pecados y todas las penas del purgatorio, como consecuencias de los pecados cometidos durante nuestra vida. Es una gracia

que la Iglesia concede por los méritos de Cristo y la comunión de los santos.

 

¿QUÉ DEBO HACER PARA GANAR INDULGENCIA PLENARIA?

 

·      Peregrinar a una Iglesia o lugar Jubilar y cruzar la Puerta de la Misericordia.

·      Tener un verdadero arrepentimiento y desapego total del pecado.

·      Acercarme a la confesión y a la comunión sacramental si no puedo el mismo día, al menos unos días antes o después de la peregrinación.

·      Recitar el Credo y orar por el Papa y sus intenciones (Padre Nuestro, Ave María y Gloria). Será conveniente acompañar la oración con una reflexión sobre la misericordia como por ejemplo:

Leer el capítulo 15 del evangelio de San Lucas    rezar la oración del Papa.

·      Realizar al menos una obra de misericordia corporal o espiritual.

·      Solo se puede ganar una indulgencia plenaria una vez al día. Las indulgencias siempre se pueden aplicar por uno mismo o por las almas de los difuntos, pero no pueden ser aplicados a otras personas vivas.

¿POR QUÉ  ES TAN IMPORTANTE PEREGRINAR Y CRUZAR LA PUERTA?

La vida terrena es una peregrinación y la Iglesia es el Pueblo de Dios que peregrina a la Casa del Padre. La práctica de la misericordia requiere compromiso y sacrificio.

Cruzar la Puerta de la Misericordia significa vivir la Pascua, el paso de la muerte a la vida, del pecado a la gracia, volver a la Casa del Padre y sentir el abrazo misericordioso que nos devuelve la dignidad de la filiación divina.

A su vez, debemos evitar caer en el rencor o la venganza para mirar con ojos de misericordia a todos los seres humanos. Para ser, como dice el lema de este Jubileo Extraordinario, "misericordiosos como el Padre" es con nosotros.

 

¿CUÁLES SON LAS IGLESIAS Y LUGARES JUBILARES EN LA DIÓCESIS DE LURÍN?

 

- Catedral San Pedro de Lurín

Jr. Huáscar 328 – Lurín

 

- Parroquia Divino Maestro

Calle Los Maestros nro. 102 / Urbanización Magisterial Amauta – San Juan de Miraflores

 

- Parroquia El Niño Jesús

Jr. Hernando Lavalle 391 , Urb. Ciudad de Dios , San Juan de Miraflores

 

- Parroquia Santa María

Av. El Sol Mz. 13U, Comité 16, 2da zona, Tablada de Lurín – Villa María del Triunfo

 

- Parroquia Cristo Resucitado

Av. Santa Rosa S/N, Sector 02, Grupo 13, Villa El Salvador

 

- Centro Sembrando Esperanza

Av.  Jorge Chávez 1039,Tablada de Lurín, Villa María del Triunfo

 

- Centro Las Bienaventuranzas

Av. El Sol, Mz. 13-U, Comité 16, Zona Nueva, Tablada de Lurín

 

- Hospital María Auxiliadora

Av. Miguel Iglesias 968, San Juan de Miraflores

 

... y en nuestro:

 

Cementerio Parque del Recuerdo

Monseñor Carlos García, Obispo de Lurín, ha deseado que el Parque del Recuerdo sea también un sitio de peregrinar y cruzar la Puerta de la Misericordia para ganar la Indulgencia Plenaria. Saliendo al encuentro de nuestro Pastor hemos edificado una puerta para que nuestros visitantes alcancen ese don misericordioso de Dios realizando entre otras acciones, la obra misericordia espiritual de rezar por sus difuntos.

 

¿CUÁLES SON LAS OBRAS DE MISERICORDIA?

 

CORPORALES:

1) Visitar a los enfermos.

2) Dar de comer al hambriento.

3) Dar de beber al sediento.

4) Dar posada al peregrino.

5) Vestir al desnudo.

6) Visitar a los presos.

7) Enterrar a los difuntos.

 

ESPIRITUALES

1) Enseñar al que no sabe.

2) Dar buen consejo al que lo necesita.

3) Corregir al que se equivoca.

4) Perdonar al que nos ofende.

5) Consolar al triste.

6) Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.

7) Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.

 

¿CUÁLES SON LOS PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN?

 

Hacer un buen examen de conciencia.

Tener un sincero dolor de corazón.

Tener un firme propósito de enmienda.

Confesar al sacerdote todos los pecados mortales cometidos desde la última confesión.

Cumplir la penitencia impuesta por el sacerdote.

 

ORACIÓN DEL PAPA FRANCISCO POR EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA

 

Señor Jesucristo, tú nos has enseñado a ser  misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.

 

Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena de buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!

 

Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia: haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso.

 

Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

 

Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señor y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos.

 

Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Amén.